• Creado 2017-04-26 16:51:35

El Samsung Galaxy Note 7R sería el nombre del Note 7 reciclado

En la Mobile World Congress 2017 protestantes de la agrupación Greenpeace denunciaron la flagrante falta ambiental que estaba cometiendo Samsung al descartar de plano las unidades reparadas o, directamente, sin lanzar al mercado del Samsung Galaxy Note 7. Que tenían que poder ser capaces de elaborar un plan de reciclaje eficiente.

En lo que va del año, Samsung ha respondido a todas las graves acusaciones al respecto de sus dispositivas. La mayoría de ellas, incluso, han sido respondidas con soluciones efectivas o promesas de soluciones efectivas. Desde la denuncia del tinte rojo en los displays del Samsung Galaxy S8/S8+ hasta el reciclado del Samsung Galaxy Note 7, Samsung se ha sabido mover con presteza.


Los rumores acerca del Samsung Galaxy Note 7 reciclado lo ubicaban en mercados emergentes como un lanzamiento económicamente accesible para ser un smartphone de primera gama entregado con tecnología del 2016. Finalmente, el precio será el de un smartphone de mediana a alta gama de acuerdo a los estándares europeos y norteamericanos, pero de acuerdo a estándares chinos e indios, el precio será uno bastante alto.

El Samsung Galaxy Note 7R, como pareciera ser que será finalmente llamado el Note 7 reciclado, saldrá primero en Corea del Sur a un precio aproximado de US$620 y aún no se sabe si conservará o no su lápiz inteligente. Algo decepcionante, ¿no es así?

Lógicamente, con los problemas que causó su batería, la misma será reducida y mejorada en calidad para evitar a toda costa que el accidente vuelva a repetirse nunca jamás. De los impresionantes 3500mAh con los que originalmente fue concebida la batería del Galaxy Note 7, pasaremos a una batería que oscilará entre los 3200 y los 3000mAh.

Llama la atención el mercado en el que se lanzará el Samsung Galaxy Note 7R pero todo parece moverse de acuerdo a los resultados arrojados por una encuesta realizada por el analista tecnológico 3KH que revela que el 96% de las personas que tomaron la encuesta comprarían una versión reciclada del Samsung Galaxy Note 7.

De concretarse la realidad de ver al Note 7 de vuelta en el ruedo, pero esta vez con la seguridad pertinente, Greenpeace podrá sumarse una importante conquista a su álbum de méritos.

Asimismo, muchos fanáticos de este dispositivo podrán reencontrarse con su amor arrebatado, al tiempo que ayudarán a estabilizar la economía de Samsung durante los meses más bajos de venta: el tercer trimestre del año 2017, pues se espera que el Samsung Galaxy Note 7R toque las tiendas de Corea del Sur durante el mes de junio.

De irle bien, pavimentará a la perfección el camino hacia la transición generacional cuando se anuncie el Samsung Galaxy Note 8, del que se esperan maravillas.