• Creado 2017-07-11 14:24:16

En el mismo período, el Samsung Galaxy S7 vendió más que el Galaxy S8

Cualquier persona medianamente aggiornada acerca de los hechos que atravesaron a Samsung como compañía de negocios sabrá la importancia de los lanzamientos estelares que tuvieron lugar durante el año 2017 y que aún restan por venir. Estos no solo tiene la obligación de vender por ser una gran inversión para la empresa, sino que además tenían que poder sobresalir y devolverle popularidad a Samsung en el medio de un mercado saturado y de competencia feroz.

Pues bien, los números que inicialmente fueron récord para el Samsung Galaxy S8/S8+ acabaron por decaer velozmente. Según reportes de analistas que el sitio The Korea Herald reprodujo, mientras que el Samsung Galaxy S7 vendió cerca de 12 millones de unidades durante sus primeros dos meses, el Samsung Galaxy S8 llegó a las 9,8 millones de unidades en el mismo período.


Y quizá lo que vuelve la cuestión más preocupante es que Samsung se niega a dar cifras oficiales de ventas para el Samsung Galaxy S8/S8+ o dar declaraciones al respecto de comparaciones con el anterior modelo de la serie, el Galaxy S7. Eso sí, en una oportunidad aprovecharon para contestar como el Galaxy S7 había sido un lanzamiento simultáneo y global, era incomparable al respecto del Galaxy S8/S8+ que salió primero en mercados específicos antes de globalizarse.

En adición, el reporte de fuentes desconocidas informa que Samsung también estaría disminuyendo su flujo productivo y, al mismo tiempo, declinando algunos pedidos de abastecimiento o abasteciendo en menor proporción, en general.

Los motivos detrás de estos números y hechos estarían íntimamente vinculados con la feroz competencia del mercado chino en donde varios fabricantes producen smartphones de igual y, en algunos casos, de mejor calidad que los que produce Samsung y a un precio irrisoriamente más bajo.

En ese contexto y atrapado también por la expectativa que recaudó el iPhone 8, cuesta trabajo imaginar que quien tiene US$800 en su bolsillo no elija ahorrar US$200 durante algunos meses más para adquirir la última joya de Apple, la que se supone cumplirá con todas las funciones de lujo que se esperaban para el Samsung Galaxy S8.

Si existe una esperanza para Samsung este año sería indudablemente con el advenimiento del Samsung Galaxy Note 8 y, más importante aún, un comienzo firme de año con un Samsung Galaxy S9 estando a la altura de las circunstancias, de la empresa que representa y proponiendo algo verdaderamente vanguardista.