• Creado 2017-09-19 10:45:06

Face ID del iPhone X no falló en el evento de Apple sino que funcionó exactamente como debía

Tras el momento incómodo, ejecutivos de Apple aclaran el porqué del "fallo" de Face ID y no fue un fallo en lo absoluto

Este pasado 12 de septiembre fue uno de los días más importantes en la historia de Apple. No todos los días tiene uno la oportunidad de festejar el décimo aniversario de uno de los productos más influyentes en la cultura moderna. Precisamente por eso, la tensión y la expectativa ponen a la orden los errores, las imperfecciones. Y, por un momento, Apple cursó uno de los momentos más vergonzantes de su historia justo cuando todo debía de ser festejos, anuncios y nada más.

Al momento de introducir al público al grado de respuesta del sistema Face ID ubicado en el iPhone X, el dispositivo no se desbloqueó sino que exigió una contraseña. El escepticismo manó de la enorme mayoría de los que atendieron al recinto, pero Apple dio explicaciones.


Ocurre con Touch ID, si la persona intentando ingresar su huella digital no tiene sus huellas registradas o las tiene húmedas, tras varios intentos el dispositivo solicita una contraseña para doblar la seguridad al tiempo que evita posteriores intentos exponencialmente frustrantes. Exactamente lo mismo ocurre con Face ID.

Tras bambalinas, todos estaban manipulando el iPhone X de Craig Federighi, vicepresidente de ingeniería de software en Apple, entonces Face ID entró en modo contraseña una vez se agotaron los intentos para desbloquear el dispositivo a través del reconocimiento facial, igual que como habría ocurrido con Touch ID si personas no registradas hubiesen intentado desbloquear, por ejemplo, un iPhone 7.

Aunque esto no confirma que el grado de respuesta de Face ID sea de extrema fidelidad y velocidad, sí hace mucho por disipar dudas de aquellos que creían que era un sistema de reconocimiento facial que iba a tener a sus usuarios probando intento, tras intento, frustrándose por no poder recurrir a un método alternativo de ingreso a su información personal. El tiempo dirá cuánto de cómodo es el Face ID del iPhone X.